Inicios del cultivo de maíz en Argentina

El maíz se cultiva hace miles de años en América, luego de que los antiguos pueblos lograran mejorar una planta que en sus inicios era más pequeña y de poca producción.
Al llegar los españoles, el maíz ya era de uso extendido en las tribus indígenas que habitaban el continente. En un principio lo usaron como medicina pero luego fue la base para preparar comidas y bebidas.
Durante el período colonial hispánico, el maíz se utilizó en el virreinato del Río de la Plata para complementar la dieta de carne.
En Argentina, este cereal se comenzó a cultivar con fines comerciales a fines del siglo XIX. Comenzando en la zona de Rosario y expandiéndose por las provincias de Santa Fe, Córdoba, noroeste de Buenos Aires, Entre Ríos y Corrientes.
En 1940, el maíz y el trigo, competían entre sí por el primer puesto de los principales productos argentinos de exportación. Argentina era para ese momento el mayor exportador de maíz de América Latina.
Los cultivos en esa etapa se realizaban en grandes fincas o en estancias ganaderas por parte de agricultores arrendatarios. Esos productores, junto a entes gubernamentales, buscaron soluciones para mejorar la siembra y el cultivo y para encontrar nuevos usos del grano y otras partes de la planta.
Hoy hay diferentes muestras de los avances en este sentido, pero no se abandona el afán por mejorar la siembra de maíz, en Argentina y desde aquí hacia el mundo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp