Encapsulado de Semillas

La disparidad de tamaños, formas y pesos dentro de un mismo calibre comercial en semillas como el Maíz genera problemas en la siembra.

El efecto más importante es la falta de uniformidad en el distanciamiento entre semillas, debido a que las placas no se alimentan con precisión y a factores relacionados con la mecánica de la caída dentro del tubo.

Este inconveniente afecta directa y negativamente en el rinde final del cultivo.

Mediante un proceso de agregación de aglutinantes y polímeros inocuos, reconformamos la morfología de la semilla, recubriéndola con una matriz que la torna redonda, mejorando drásticamente la sembrabilidad, sin impedir la normal emergencia ni afectando su crecimiento.  La matriz se constituye además en un carrier de potenciadores, defensivos y generadores de información mediante tecnología de nanotización que permite una eficiencia exponencial en el uso de insumos.