Destinos del maíz en Argentina

La producción de maíz en nuestro país se destina principalmente a la exportación como grano. Para la campaña 2019/20, el economista de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Gonzalo Agusto,  estimó que se exportaría un 70% de lo producido. En ese mismo informe indicaba que Estados Unidos, principal productor en de maíz del mundo, vende al exterior, como grano,  el 13% de lo producido, mientras que la cifra para Brasil es del 34,7%.
Los principales sectores que demandan maíz internamente son avicultura, lechería y ganadería. La industrialización ocupa un rol minoritario en nuestro país. Pero, en los últimos años, se produjo un importante crecimiento en lo que respecta a la molienda seca y al uso de este producto para la elaboración de alimentos balanceados. Entre 2006 y 2018, este último segmento creció un 202%, según los Informes de Cadena de Valor a febrero de 2019 elaborados para el Ministerio de Hacienda de la Nación.
Otro destino del maíz es la producción de bioetanol que muestra un aumento constante desde 2012.
La industrialización del maíz es una de las actividades agroindustriales que genera mayor valor agregado, ya que permite obtener gran número de productos que se consumen en forma directa o son insumos de otras industrias.
Lo producido en la cadena de valor del maíz abastece casi por completo el mercado interno y ya se han iniciado procesos de exportación, especialmente hacia países limítrofes. Esto abre un gran abanico de posibilidades para nuestro país.
Transformación del maíz en Córdoba
En el informe del mencionado economista, se indica que Córdoba es la mayor productora de maíz del país (y se ubica en el 6° lugar de distritos productores de este cereal en el mundo). Pero, al igual que sucede con la producción general de maíz en Argentina, la mayor parte se destina a exportación como grano.
En 2020, el porcentaje de transformación de maíz para darle valor agregado en origen, en la provincia rondó el 20%, según información publicada por el sitio Agro Verdad con motivo del Congreso Maizar 2020. De este número, una importante porción se destinó a la producción de bioetanol.
En ese congreso, funcionarios provinciales plantearon el objetivo convertir la relación 80/20 en una 50/50, donde se aspira a que la mitad de la producción cordobesa pueda ser transformada, en vez de ser vendida como grano.